Humanismo teórico, práctico y positivo según Marx

Back | Home | Next

 

 

    Partiendo del propio Marx, que en los llamados Manuscritos económico-filosóficos distinguió las tres etapas del humanismo que le dan nombre a este ensayo, Juan David García Bacca fundamenta el humanismo marxiano como un "proponerse y ponerse a levantar el tema del hombre al nivel de problema y al más comprometedor y aventurado de empresa; convertir al hombre en empresa de sí, en empresario de su llamada esencia"

    Considerando el humanismo teórico como una transubtanciación de la religión, y el humanismo práctico como una transubstanciación de la propiedad privada, el humanismo positivo será la transubstanciación del comunismo, "el humanismo -dice Marx- que es positivo principio de sí mismo". El Hombre llegará a ser entonces simplemente humano. García Bacca rechaza, no obstante, todo San Seacabó teleológico. "Proyecto, no profecía; Empresa, no esencia; Plan, no naturaleza."

Este libro puede solicitarlo a la Fundacion Juan David García Bacca

fundacion@garciabacca.com